jump to navigation

Los actores del Sistema: El Paciente (II) 26/05/2012

Posted by alopezdelval in Sistemas de Salud.
Tags: , ,
trackback

Continuando los post sobre los actores, abordo ahora a los pacientes. En España somos más “pacientes” que en otros lugares. No solamente por la paciencia y conformismo con las listas de espera y demoras, sino que la demanda nacional es muy superior a nuestro entorno (por ejemplo la media de visitas en España es de 8,1 frente a la media de la UE-15 de 5,8).

Nos falta adquirir una mayor conciencia sobre el uso que hacemos del sistema, algo aplicable a pacientes y contribuyentes:

  • Acudimos al médico un 40% más que el promedio de la UE-15.
  • Entre un 30 y un 80% de las visitas de urgencias podrían evitarse.
  • El gasto farmacéutico per cápita es un 40% superior en España que en Bélgica, Dinamarca o Reino Unido, como ejemplo.

Evidentemente hay una sobreutilización de los recursos, basado en dos pilares fundamentales.

  1. El primero es la falta de penalizaciones para quien usa indebidamente el sistema, no teniendo la responsabilidad íntima para reconocer que mi sobreuso puede provocar que quien verdaderamente lo necesite tenga que esperar. Es la sensación, totalmente infundada, del sistema gratuito.
  2. Por otro lado el propio Sistema favorece la sobrefrecuentación. Las ineficiencias hacen que haya que repetir consultas, pruebas, estancias hospitalarias, uso masivo de las urgencias hospitalarias y una sobreutilización de los medios diagnósticos y terapéuticos.

En este sentido, una Atención Primaria más eficaz permitiría evitar la llegada de pacientes al hospital, especialmente a su servicio de urgencias.

Necesitamos conciencia y educación ciudadana, aunque esta dará sus frutos a medio plazo, y personalmente pienso que su eficacia será dudosa si no hay medidas más contundentes.

  • Elementos como la información ciudadana mediante las llamadas “facturas sombra”, personalmente creo que generarán un colapso administrativo y no generarán el resultado que se espera.
  • Copago directo, también pienso que es difícil de ejecutar, generando otra vez legiones de nuevos procedimientos administrativos, más burocracia y más recursos, por lo que tampoco es una vía que considero óptima.
  • Copagos directos en farmacia, más sencillo de aplicar, pero con graves problemas en cuanto a la protección de datos por “clasificación de los ciudadanos”.
  • Copagos indirectos sí, pero cuando los Sistemas de Información y los identificadores comunes existan. Y además de indirectos serían inversos, esto es, para quien menos o mejor utilice los servicios mediante desgravaciones en lugar de mediante tasas.

Haciendo un ejercicio simple para estimar un posible copago por los servicios recibidos, así según el documento Indicadores Clave del Sistema Nacional de Salud 2010 del Ministerio de Sanidad y Política social, podemos establecer los siguientes datos:

Aplicando estos precios orientativos a una población de  47.190.493 habitantes, da un total de 1.008.739.259 €, que no resuelve muchos problemas.

Y aplicando 5 euros más por día de estancia, con una Estancia Media de 7,4 días, obtendríamos una cantidad adicional de 203.589.225 €.

Realmente podría tener un efecto disuasorio, pero si incluimos las lógicas exenciones a jubilados, sin recursos y otros colectivos, vemos que no resuelve el problema.

Por el contrario, y como efecto disuasorio, son las listas de espera un elemento fundamental, y que además generan grandes disfuncionalidades al Sistema, pues hay un gran número de pacientes que, apuntados en lista de espera, no acuden a la cita porque ya han solucionado su problema por otra vía.

Las listas de espera generan además que el Sistema sea despersonalizado, ineficaz e ineficiente, genera angustia, bajas y costes laborales, y hasta un empeoramiento de la patología. Son pues el resultado de una mala gestión de recursos públicos.

Siempre se ha estudiado que uno de los efectos secundarios del modelo sanitario basado en un Sistemas Nacionales de Salud son las listas de espera, como algo que hay que asumir.

Pero personalmente creo que es demasiado asumir.

Un último aspecto de cara a los pacientes es la imposibilidad de elegir centro y/o médico. Es el resultado de la sanidad planificada y de un Sistema rígido y burocrático, y especialmente el Sistema de Recursos Humanos, pues los profesionales más demandados deberían tener importantes incentivos, y los menos demandados, lo mismo pero al revés.

Anuncios

Comentarios»

1. Los actores del Sistema: El Paciente (II) « Gestión de la Salud y gestión sanitaria - 28/05/2012

[…] on alopezdelval.wordpress.com Share this:TwitterFacebookLinkedInTumblrCorreo electrónicoImprimirMe gusta:Me gustaSé el primero […]

2. Los actores del Sistema: El Paciente (II) | Gestión Sanitaria | Scoop.it - 28/05/2012

[…] background-position: 50% 0px ; background-color:#222222; background-repeat : no-repeat; } alopezdelval.wordpress.com – Today, 8:35 […]

3. Victor - 26/05/2012

Creo que realmente estamos de acuerdo en todo. No obstante, veo muy lejana la capacidad de nuestro SNS para poder implantar un copago indirecto (que sería lo mejor, y como tu dices favoreciendo al “buen usuario”). Pienso que ante esto la única herramienta es el copago en farmacia con mecanismos que no penalicen al enfermo cronico o al usuario con menor capacidad económica (y “cuidadín” que el IRPF no siempre se corresponde con el patrimonio, aparte de lo sproblemas que has mencionado de protección de datos, difíciles de encauzar). La única opción cortoplacista para atajar la demanda (aparte de las listas de espera) debería ser la revisión de la cartera de servicios (en eso estamos) pero con criterios técnicos basados en eliminar las prestaciones que realmente no aporten un valor añadido al estado de salud de la población. Cuidado, para hacer esto deberíamos tener políticos con algo de valor y visión de futuro.

alopezdelval - 27/05/2012

Hola Víctor.
El asunto verdaderamente es peliagudo, pero llevamos muchos años analizando, en una “paralisis por el análisis”. Mientras tanto hemos acumulado 15.000M€ de deuda y el Sistema se ha cargado a un buen número de empresas.
Obviamente que se haga depende de tu última frase. Pero las circunstancias son tan graves que “algo” hay que hacer ya.
Sobre el copago indirecto, no olvides que Hacienda tiene ya nuestros datos, y en los Sistemas de Salud ya hay bases de datos extensas. Creo que por ello sería el mecanismo más sencillo, si todas las administraciones se ponen de acuerdo.
Y sobre el IRPF, no te preocupes, los que pagamos impuestos por IRPF estamos bien controlados, al euro. Y el paga sus impuestos por otras vías, pues creo que el problema es mayor para Hacienda que para el Sistema Sanitario, y además no creo que usen mucho la sanidad pública.
Con respecto a la limitación de la Cartera de Servicios, realmente no soy muy optimista. Imagino que habrá una memoria económica de esto, pero excepto alguna prestación subrrealista no considero que tenga un impacto económico relevante.
Recibe un saludo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s