jump to navigation

La Función Directiva: POSDCORB. 08/07/2012

Posted by alopezdelval in Función directiva.
Tags: , ,
trackback

Todavía no había publicado ningún post sobre la Función Directiva, siendo un tema sobre el que me gusta reflexionar habitualmente.

Así que para ello aprovecho el Post del Dr. Gutiérrez (Regimen Sanitatis 2.0: POSDCORB: Qué hacen y qué creen que hacen los directivos.)

Lo primero de todo es entristecerme por no conocer al autor de libro “The Nature of Managerial Work”, Henry Mintzberg, que según el autor parece ser un iconoclasta de la estrategia empresarial, algo interesante para mi persona, pues me defino practicante de la iconoclasia.

El profesor Mintzberg atacó la planificación y gestión estratégica, propugnando la creatividad e intuición de la estrategia por encima del proceso racional y analítico.

O sea, parece más cerca de los latinos que de los anglosajones. Siempre digo que “el papel lo aguanta todo”, después la realidad es la que se impone.

Extraeré algunos fragmentos del post, de interesante lectura todo él, pues con toda seguridad los lectores que ocupan puestos directivos “les sonará vagamente” (ironía) muchas de las afirmaciones del Profesor Mintzberg, y quienes no ocupen o hayan ocupado puestos directivos seguramente les vendrá alguno (s) a la cabeza.

Dice el Profesor Mintzberg:

“Lejos de un trabajo ordenado, enfocado y lineal, el trabajo diario de los gerentes eficientes implicaba un manejo de las situaciones caóticas, imprevisibles y desordenadas, donde no resulta sencillo distinguir lo trivial de lo esencial. En realidad, el trabajo de un gerente implica adoptar diferentes roles en diferentes situaciones, para aportar cierto grado de orden al caos que reina por naturaleza en las organizaciones humanas”.

Este párrafo no es baladí. Es el día a día de un Directivo palabra por palabra.

También es muy interesante la idea de que hay diferencias entre lo que los directivos hacen y lo que dicen que hacen. Y escribe lo siguiente:

  • “El directivo se ha convertido en el héroe popular de la sociedad contemporánea americana, aunque apenas sepamos nada sobre lo que hace. Nos dicen que personifica la genial eficiencia americana, y que es a este grupo de unos diez millones de individuos [se refiere a 1968] a quien América debe su éxito material y de organización”. (…)
  • “El directivo se prepara en apariencia cursando programas de MBA y MPA en el mundo entero, se suscribe a revistas como Fortune o Business Week y se le describe en publicaciones como el Administrative Science  Quaterly y el Journal of Management Studies. Se le invita a cientos de cursillos supuestamente concebidos para ayudarle a gestionar mejor, y si trabaja en una de las organizaciones públicas o privadas de mayor envergadura, sin duda habrá conocido algún programa interno de desarrollo de gestión. Por lo demás, se encuentra rodeado de equipos de expertos en gestión: planificadores, diseñadores de sistemas de información, especialistas en investigación operativa, etc., cuya existencia se justifica para que las organizaciones y, ante todo, sus directivos, sean más eficaces a la hora de desempeñar su trabajo. Y aun así, seguimos sin saber qué es lo que hace”.

Desmitifica la cualidad de CIENCIA aplicada a la Gestión, indicando que es en realidad una disciplina que integra un conjunto de conocimientos, habilidades, capacidades y competencias consideradas necesarias para optimizar los recursos puestos a disposición de alguien en un momento dado, con el propósito de maximizar su rendimiento.

Explica las tareas y funciones directivas mediante el acrónimo POSDCORB:

  • Planning (planificar)
  • Organizing (organizar)
  • Staffing (dirigir al personal)
  • Directing (tomar decisiones)
  • Coordinating (coordinar, interrelacionar a las partes)
  • Reporting (informar)
  • Budgeting (presupuestar)

Pone en entredicho la labor estratégica del Directivo, pues “en realidad los gerentes y directivos no dedican tiempo al largo plazo ni a la toma de decisiones con carácter estratégico. Son “esclavos” del momento (el conocido: “lo urgente no deja hacer lo importante”), moviéndose de tarea en tarea (como si le tiraran de unos hilos), con continuas distracciones. El tiempo medio que dedica un directivo a una tarea es de nueve minutos“.

De las conclusiones extraigo las siguientes:

  1. Los distintos puestos directivos son sumamente parecidos, sean estos capataces, presidentes, altos funcionarios públicos o directores generales. Pueden describirse de acuerdo con sus roles fundamentales o predominantes y sus características.
  2. Gran parte del poder del directivo procede de la información; en ocasiones es el único que accede a algún tipo de información, lo que le confiere una mayor capacidad y eficacia para adoptar decisiones, situándole en una posición de preeminencia.
  3. El directivo se encuentra en una especie de círculo vicioso: las presiones a las se ve sometido le obligan a adoptar características de trabajo y pautas cada vez más superficiales que dificultan la ayuda de los científicos de gestión y resolución de los problemas, lo que incrementa las presiones, y así sucesivamente.
  4. El trabajo directivo es inmensamente complejo, más de lo que suele deducirse de la literatura tradicional sobre el tema (…).

Apoyándome en el Profesor Mintzberg, para mí es muy importante cómo un directivo maneja la información,  cómo la capta y supervisa, y cómo la transmite interna y externamente, lo que le capacita para tomar DECISIONES. Según el profesor Mintzberg hay cuatro roles decisionales en el directivo:

  • Emprendedor, iniciando o promoviendo cambios que mejoren la eficacia de la organización.
  • Solucionador de problemas, encargándose de resolver las interferencias y problemas imprevistos que puedan surgir.
  • Asignador de recursos, decidiendo cómo se aplican los distintos tipos de recursos, quién obtiene qué y quién hará qué.
  • Negociador, realizando pactos o estableciendo acuerdos y negociaciones.

El profesor Mintzberg ha sido muy crítico con las Escuelas de Negocios, por ser demasiado teóricas y alejadas de la realidad. Para él la crisis económica iniciada en 2007 no fue propiamente una crisis financiera, sino una crisis de Management, poniendo además en cuestión las fórmulas de remuneración de los directivos y los “bonus” por objetivos, que considera fáciles de manipular.

Cada uno que haga su propio juicio, generalmente por comparación.

Y evidentemente buscaré este libro.

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s