jump to navigation

SOBRE LA REPATRIACIÓN DEL MISIONERO CON ÉBOLA 11/08/2014

Posted by alopezdelval in Crisis.
Tags: , , , , , , ,
trackback

Parece que va amainando el temporal causado por un pobre médico y misionero español, que solo se le ocurre contagiarse con el Virus Ébola.

Se han escrito ríos de tinta al respecto. He quedado sorprendido como personas u organizaciones, que aparentemente se espera de ellas un cierto nivel cultural y sanitario, parece que están todavía en la época de Hipócrates (con sus Aires, Aguas y Lugares), o actúan como ocurrió en la epidemia de Peste del Siglo XIV.

Realmente qué poco hemos cambiado como seres humanos, nuestros miedos siguen siendo lo mismos que hace siglos.

He leído que Organizaciones Sindicales y Profesionales se posicionaban en contra de la repatriación (algunos luego la matizaron, cuando les “atizaron”).

He leído teorías de conspiración de ejército americano en la creación y propagación del Ébola.

He leído que se repatría porque es cura.

Como digo, el contagio de este misionero, y en su condición de español, ha producido una riada de opiniones. Muchas absurdas, otras contradictorias, algunas malintencionadas. Es curioso cómo, al final, pocos son los que acaban mojándose sobre la conveniencia o no de trasladar a un enfermo español a su país. La mayoría de las opiniones al final eran “depende”, “quizá”, “según”. Pues señores, o es un “sí” o es un “no”.

No hay que recordar que La Unión Europea, en documento del 1 de agosto, recomendaba ya la repatriación.

Los protocolos de actuación están escritos y publicados, para el que quiera leerlos. Pero a estos se les hace poco caso, y sí se hace a publicaciones de dudosa procedencia con un tufillo maledicente.

Por encima de este caso hay una evidente hipocresía, no sólo en España. El Ébola en ciudadanos occidentales es una noticia diaria, pues se contagia. Pero el hambre en África no se contagia, luego no es noticia.

En mi opinión, la característica principal de este caso es que es un hecho excepcional, y como tal hay que tratarlo.

En los hechos excepcionales hay que echar el resto, y ahí está la valentía del que toma decisiones.

Y como hecho excepcional hay que maximizar las medidas de prevención y control.

Y en los hechos excepcionales hay que improvisar.

Aunque improvisar no significa hacer chapuzas, o las menos posibles.

¿De verdad alguien piensa que España debía haber dejado al misionero a su suerte?

Me sorprenden muchas reacciones, que saliendo de lo profesional, hablan más de asuntos políticos, ideológicos, económicos, sociales…

Sí es cierto que la situación se produce en medio (¿quizá al final?) de una gravísima crisis económica que ha obligado a hacer ajustes, sobre todo en Recursos Humanos, en el SNS.

También es cierto que en el SNS se echa en falta una política decidida de Salud Pública, global. Esto es especialmente doloroso para mí por mi especialidad médica, la Medicina Preventiva y Salud Pública. No puedo decir que haya habido un desmantelamiento de la Salud Pública de modo global, pero no existen directrices y recursos decididos para ello.

Y hablaré algo del Hospital Carlos III (antiguo Centro Nacional de Investigación Clínica y Medicina Preventiva), nombre que se acuñó en el tiempo que el equipo directivo gerenciado por mi amigo y maestro Carlos Hermoso de Mena, y en el que tuve el honor de ser Director Médico y posteriormente Gerente en funciones, allá por el año 1998 (en la página web de Salud Madrid indica que fue en el año 1990, lo cual es una errata).

El Hospital Carlos III, según tengo entendido, iba a ser un hospital de Convalecencia al servicio del Hospital Universitario La Paz. Es muy posible que este hecho revierta la situación.

Sobre la situación de este hospital opino lo siguiente. Posiblemente en España haría falta un centro de enfermedades tropicales, pero hablo de España, no de Madrid. No hay casuística suficiente y suficientemente grave como para dedicar un hospital a este menester en una Comunidad Autónoma. Y aun así habría que ver qué opinan los Servicios de Medicina Interna o Enfermedades Infecciosas de los grandes hospitales.

Se habla también de que no estamos preparados para recibir al misionero, pues no disponemos de la infraestructura y protocolos de los EEUU. Es curioso como un país tan denostado en lo sanitario (y en lo no sanitario también), siempre que ocurre un hecho extraordinario aparece como ejemplo y modelo.

Se habla de que las autoridades y gestores, desastrosos todos ellos, pueden generar el traspaso de la epidemia a otro continente, pero que seguramente este hecho lo evitará la entrega, valor, iniciativa e ingenio de los sanitarios españoles (sic).

A continuación expongo una serie de tuits que he seleccionado precedido de su autor:

@RafaelTimermans

  • “Creo alarma diciendo que no se toman medidas de seguridad y no estamos preparados y luego me quejo de que se ha creado alarma”.
  • El antídoto contra el Ébola cotiza en bolsa” es un titular de hace 5 meses. Pero se pone hoy y de nuevo parece parte de la conspiración…
  • Los mismos que protestaban porque ingresar al médico con ébola era peligroso en La Paz protestan porque le aíslan en una planta solo.
  • Ahora me entero que el religioso es médico. ¿Por qué se insiste en lo primero? Ya…
  • Dice los CDC que cualquier hospital americano que pueda aislar al paciente con Ebola vale, y aquí histeria médica.
  • Mucho curso de utilización de redes sociales por sanitarios, folletitos de ética en las redes para qué. Difundir temor?
  • Y siempre hay que decir la verdad. Pero qué objetivo puede tener un sanitario que insiste en las redes que no estamos preparados?
  • Pagar a piratas por liberar españoles atrapados no tuvo apenas debate. Ni por liberar gente de ONG secuestrados.

@juliomayol

  • Muchos de los que hablan de humanización y “mirar a los ojos” con el ébola se transforman.
  • Y ahora, de repente, surgen decenas de expertos en manejo del ébola.

@pperezf

  • La que les ha caído por repatriar no es nada con las que les habría caído por no repatriar.

@manugbf

  • Escuchar a un médico de Madrid diciendo que trasladar a un infectado de Ébola a España es un disparate no me tranquiliza mucho, la verdad…

@javierpadillab

  • El brote de ébola está consiguiendo dibujar a la perfección los dos grandes mundos sanitarios existentes y sus ejes de desigualdad
  • Gente q da más veracidad a un artículo del 20m que a un documento oficial del E-CDC
  • 1º.Generas alarma con desinformación 2º.Preguntas a la gente si se siente segura. 3º.Informas de q la gente no se siente segura.
  • Perfecto, en Cuatro diciendo que el ébola empieza como “una gripe común” y que hasta que no empiezan los vómitos con sangre no se diferencia

Para finalizar os extraigo algunos artículos leídos en internet. Es un extracto rápido y aleatorio, pues es materialmente imposible acceder y leer todo lo publicado.

¿Tiene sentido repatriar a los infectados por Ébola?  El autor se posiciona con claridad por el NO repatriar.

Bienvenido Mr. EbolaGran post, como siempre, de Rafael Sánchez de su Blog “Más allá del microscopio”. De recomendada lectura.

Carta de un enfermero. Existe un riesgo mayor que el ébola y está tras el cristal. Un enfermero de La Paz critica todo el proceso. Si tienes tiempo lee los comentarios.

Desconcierto entre los trabajadores del hospital Carlos III: “¿Nos dejará el ébola sin vacaciones?”  Sin comentarios, sobre todo conociendo al del megáfono.

Los médicos critican el traslado del cura con ébola: “Es una decisión política y no sanitaria”  Críticas profesionales al traslado.

Ébola: datos, aciertos, improvisaciones y reivindicaciones. Muy buen post de Javier Padilla en su Blog “Médico Crítico”.

Anuncios

Comentarios»

1. Rodrigo Gutiérrez - 13/08/2014

Un buen resumen de todo esta (lamentable y triste) historia, Alejandro. Me da la sensación de que, como en tantas otras cosas que ocurren en este país de nuestras desdichas, ha habido bastante improvisación (de la “mala”, de esa “chapucera” como tú la denominas). La irracionalidad de algunos, la ceguera de otros, la desconfianza de muchos y el miedo de casi todos (bien al Ébola o a otras cosas), dan lugar a un cóctel poco recomendable… lo que unido a la falta de información oficial al ciudadano de a pie, al alarmismo mediático y a la escasa cultura de rendir cuentas y dar explicaciones, provoca situaciones grotescas y cercanas al esperpento. Parece que no aprendemos.
En fin.

alopezdelval - 13/08/2014

Gracias por escribir Rodrigo. Cuando empezó todo esto, y después de casi 25 años, volví a coger el libro “El Desafío de la Epidemiología”, de la OPS. Y releí algunos capítulos de epidemias antiguas, de los primeros estudios epidemiológicos y sus circunstancias. Lo que hace hacerse mayor.
Si no hemos aprendido en siglos, no creo que vayamos a cambiar ahora.
En el fondo me da mucha pena.
Un abrazo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: