jump to navigation

Mi discurso de graduación a los alumnos de la Universidad San Jorge 2017 14/05/2017

Posted by alopezdelval in Educación, Universidad.
trackback

He tenido buenas sensaciones después de haber pronunciado el discurso de graduación a los alumnos egresados de la promoción 2017, así que lo publico en el blog.

Excelentísimas autoridades, claustro docente, personal técnico y de gestión, queridos alumnos, padres y familias, señoras y señores.

Tengo hoy el honor de poder dirigiros las últimas palabras en nombre del cuerpo docente una vez celebrada la ceremonia de la entrega de grados. Por tanto, además de un honor es una responsabilidad y un orgullo en este día tan esperado y tan alegre para vosotros y también para la universidad.

Hoy finaliza vuestra andadura académica inicial. Han sido muchas horas de estudio, de trabajos, de compañerismo, de prácticas, de tutorías, de exámenes. Hoy por fin podréis decir que os habéis graduado y por lo tanto que sois profesionales, que habéis cumplido vuestro primer gran hito para con vosotros y para con la sociedad.

Y ahora comienza una nueva vida para todos vosotros. Una nueva vida llena de esperanza, de ilusiones, de retos por cumplir.

Vais a vivir, realmente vivimos, en un mundo cambiante, más global e interrelacionado, que por un lado abre la puerta a muchas posibilidades profesionales y personales, pero por el otro nos genera una mayor incertidumbre pues existe más relativismo y menos seguridades que antaño.

Por estos motivos desearía enviaros unos, si me permitís la licencia, consejos, o mejor dicho, unos mensajes de orientación.

El primero de ellos es que os conozcáis y os aceptéis a vosotros mismos. Que conozcáis vuestras virtudes y vuestras debilidades. que perfeccionéis las primeras y corrijáis las segundas en la medida de lo posible. Que vuestro modo de proceder en la vida se fundamente en “ser únicos”, “ser diferentes”, “ser vosotros mismos”.

Realmente todos los seres humanos somos únicos, pero en la práctica nos solemos dejar llevar con mucha frecuencia por lo que hacen los demás, lo que opinan los demás, por las corrientes, por las ideologías, por las modas. Tened siempre vuestro propio criterio sobre las cosas.

El segundo mensaje pretendo centrarlo en el modo de orientar los siguientes años de vuestra vida. Necesariamente las cosas son ya así, sois graduados, sois profesionales. Este hito conseguido conlleva una serie de responsabilidades ineludibles, y estas responsabilidades son, en primer lugar, con vosotros mismos, pero también con la sociedad que os demandará en breve tiempo la “excelencia” en el desempeño profesional.

Puede pareceros ahora difícil el reto, incluso todavía puede parecerlos lejano, pero está a la vuelta de la esquina. Mañana mismo.

¿Cómo ser un buen profesional? os preguntaréis. La respuesta no es fácil ni unívoca, pero como decía Picasso “cuando llegue la inspiración que me encuentre trabajando”.

Esto es, trabajo, trabajo, estudio, estudio.

En este mundo tan competitivo la mejora personal y profesional diaria es imprescindible. y eso sólo se puede ejecutar con esfuerzo y aplicando un método personal que cada uno de vosotros tiene que descubrir por sí mismo para diferenciarse profesionalmente.

Y en vuestras manos está el hacerlo, o el no hacerlo.

Hay una frase de Steve Jobs que encaja perfectamente con este apartado: “Cuando alguien ama lo que hace se nota. Cuando no amas lo que haces, se nota aún más”.

Mi tercer mensaje o más bien deseo es que seáis buenas personas. La clave para vivir en sociedad, la clave para vivir con uno mismo es el que todos tengamos un comportamiento honesto. Ello no significa que seáis personas carentes de personalidad o competitividad, más bien al contrario. Pero toda competición tiene unas reglas, a veces no escritas, de limpieza y deportividad. Lo que clásicamente se llama “juego limpio”. Espero que apliquéis la máxima de que “debemos tratar a las personas como a nosotros nos gustaría que fuésemos tratados”.

Mi cuarto mensaje es que seáis audaces y valientes. El mundo está hecho por personas que asumen riesgos. El éxito es el hijo de la audacia, y con audacia podemos intentarlo todo, mas no conseguirlo todo.

Pero como dijo Santa Teresa de Ávila, “quien obra puede equivocarse, pero quien no hace nada ya está equivocado”. Necesitamos, os necesitamos como los próximos líderes de nuestra sociedad, y para eso os tendréis que arriesgar.

Erais unos bebés cuando apareció en el año 1997 un anuncio de la entonces incipiente marca Apple que decía: “las personas lo suficientemente locas como para pensar que pueden cambiar el mundo son las que lo cambian”.

Mi quinto mensaje es que seáis humildes. No con una humildad mal entendida referente a sumisión o debilidad. No.

Humildad entendida como ausencia de soberbia. Humildad pues para admitir los errores, inteligencia para aprender de ellos y madurez suficiente como para corregirlos.

Por ello recordamos a Baltasar Gracián cuando dijo “el primer paso para la ignorancia es presumir de saber”.

Finalmente, mi sexto y último mensaje, o mejor dicho deseo, es que aprendáis a ser felices. ¡Qué complejo es este deseo!

Me gustaría recordar a John Stuart Mill quien dijo “he aprendido a buscar mi felicidad limitando mis deseos en vez de satisfacerlos”.

Cada uno de vosotros, cada uno de nosotros, puede tener un diferente concepto de felicidad, pero su conceptuación viene dada desde los filósofos como Platón, Aristóteles o Séneca, que mencionaban que la felicidad es un estado que depende de vuestro interior más que del entorno exterior.

Desde el punto de vista constructivista de la motivación, Marguerite Yourcenar, en su libro Memorias de Adriano, pone en su boca estas palabras: “las personas somos una mezcla de lo que creemos ser, lo que queremos ser y lo que realmente somos”.

Felicidad posiblemente es la aproximación o la coincidencia de lo que somos con lo que queremos ser, y por lo tanto espero que para ser felices os puedan ayudar los primeros cinco mensajes.

Os deseamos mucho éxito en vuestra vida, pero especialmente os deseamos de corazón que seáis felices.

Enhorabuena a todos.

Anuncios

Comentarios»

1. Isabel Alcober - 15/05/2017

Cuanto me ayuda a reflexionar. Gracias por compartirlo

2. javier - 14/05/2017

Me ha encantado hermano. Un abrazo

alopezdelval - 14/05/2017

Muchas gracias!!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s