jump to navigation

La Tarjeta Sanitaria por puntos 06/04/2014

Posted by alopezdelval in Política Sanitaria.
Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
1 comment so far

Este post puede ser un poco surrealista. Alguno creeréis que me he vuelto loco o que es una broma. Pero no.

Todo parte de unos días informativamente muy curiosos desde la declaración del Presidente de la Organización Médica Colegial respecto a que las atenciones sanitarias no necesarias habría que pagarlas. Las hizo en el Foro Nueva Economía el 31 de marzo de 2014 (ver enlace).

No conozco personalmente al Dr. Rodríguez Sendín, pero en las interacciones por Twitter siempre me ha parecido un hombre educado, moderado y chapado al “modelo convencional” de nuestro SNS.

Por eso este comentario más me parece que ha sido una “provocación”. Una manera de remover conciencias (por cierto bastante dormidas) y de generar polémica y debate.

¡¡Y vaya si lo ha conseguido!!

Al Presidente de la OMC le ha “caído la mundial” durante estos días desde todas las perspectivas y posiciones.

Curiosamente el 31 de marzo de 2014, idéntico día, la Dra. Mónica Lalanda, en su extraordinario y exitoso blog MEDICOACUADROS, publicaba “Su moco no es una urgencia: son 15€”.

Quizá ambas noticias se retroalimentaron, y en Redes Sociales, radio y televisión, han tenido gran eco.

Cuando veáis el post de la Dra. Lalanda, quizá lo mejor no está en el texto, sino en los ataques que sufre en los comentarios (363 respuestas el día que lo consulté).

El asunto es complejo, sobre todo porque nadie se había atrevido a poner en la diana a uno de los actores del Sistema Sanitario, el paciente y/o ciudadano (ver los actores del Sistema publicados en mi post “Los actores del Sistema: El Contribuyente (I), donde se habla de seis actores en el Sistema”).

Escribo algunos comentarios que he leído respecto a la propuesta de Rodríguez Sendín:

  • No entiendo “muy bien” la propuesta de hacer pagar a la población si hace un mal uso de la asistencia sanitaria…lo importante es que se atienda a todo el mundo, que sea pública y gratuita (Alfonso Alonso, portavoz del PP en el Congreso).
  • No soy partidario de copago en urgencias ni de ningún tipo de copago…se manifiesta a favor de que se abra un debate sobre el uso de los recursos por parte de los pacientes (Antonio María Sáez Aguado, Consejero de Sanidad de Castilla León).
  • No se puede penalizar a los enfermos, personas que se sienten inseguras y cometen errores (Alfred Bosch, portavoz de ERC en el Congreso).
  • Si alguien quiere defender la privatización o el copago que lo defienda abiertamente pero que no use como excusa a los ciudadanos que son los sufridores de la sanidad…lo más eficiente es la educación para la salud (José Luis Centella, portavoz de Izquierda Plural en el Congreso).
  • Se pretende criminalizar a la sanidad pública (Cayo Lara, coordinador federal de IU).
  • La medida es injusta y está destinada a culpabilizar a los ciudadanos enfermos de los problemas económicos de la sanidad pública, como si el mal uso de los recursos sanitarios por la población fuera el responsable de los recortes que el PP está haciendo en el sistema sanitario público (Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública).
  • La medida que propone el presidente de la OMC choca directamente con la equidad, que precisamente afecta a grupos desfavorecidos y frágiles (Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias).
  • Es una barbaridad querer valorar si una persona ha utilizado bien o mal la sanidad, en la Consejería no se contempla este escenario (Javier Rodríguez, Consejero de Sanidad de Madrid).
  • Espero que Ana Mato no aplique la barbaridad de pagar por un uso indebido de la sanidad (Rosa Díez, portavoz de UPyD en el Congreso).

Puesta la polémica encima de la mesa, quizá sea interesante añadir algunas reflexiones al asunto:

¿Qué uso damos del Sistema Sanitario?

En general los datos nos dicen que, comparativamente, hay un sobreuso del Sistema y de los medicamentos (ver “Los Actores del Sistema: El paciente (II)”).

Desconozco la utilización específica de las Unidades de Urgencias, pero no es difícil encontrar textos que indican que entre el 25% y el 40% de las urgencias que entran, deberían resolverse en otros niveles asistenciales.

En el caso concreto de las urgencias, es muy probable que parte de su sobreutilización venga producida por el mejorable funcionamiento de otros niveles asistenciales.

Y también por la comodidad de los usuarios. ¿Quién no ha oído alguna vez la siguiente frase? “Ya que estoy en el hospital me voy a pasar por urgencias para ver si me hacen una determinada prueba”. O simplemente me hagan una “revisión”.

Hemos de reconocer que esto es real y que tiene importantes repercusiones en el funcionamiento del Sistema.

Todos, digo todos, hemos comentado alguna vez las “epidemias de salud” que se producen cuando hay ciertos períodos del año o en los eventos, generalmente deportivos.

Es mucha casualidad.

Por lo tanto mi primera conclusión es que, efectivamente, usamos el Sistema Sanitario de un modo mejorable.

¿Hay que hacer algo con la sobreutilización?

Visto lo leído, parece que mayoritariamente no hay que hacer nada. Bueno, sigamos con la barra libre. Yo consumo y tú pagas.

Realmente tomar medidas contra los ciudadanos / pacientes puede conllevar muchos votos. Hay que entenderlo.

Mi segunda conclusión es que sí habría que hacer algo. Hay que actuar sobre todos los Actores del Sistema, no solamente sobre algunos de ellos.

Pero realmente lo difícil es saber cómo actuar con los ciudadanos / pacientes.

¿Qué consideramos, qué es, sobreutilización de Servicios Sanitarios?

Para hablar de sobreuso, podemos hacerlo de modo global y de modo individual.

De modo global solo podemos atenernos a las estadísticas: entre Comunidades Autónomas, entre países. Y sabiendo que cuando hablamos de datos agrupados existe un Sesgo llamado Falacia Ecológica, de modo que dificulta extrapolar los resultados al individuo.

De modo individual, hay casos muy evidentes de uso espurio. Pero hay gran cantidad de casos dudosos, que dependen de la subjetividad de cada ciudadano.

Pero pensemos en un ciudadano concreto. Si su subjetividad es tal que de modo constante está accediendo al Sistema Sanitario, este ciudadano está fastidiando a los demás. Y esto es así.

Por lo tanto elaboro una tercera conclusión. Estadísticamente sería factible establecer, por cada paciente, en función de sus patologías, edad, y otros factores sociodemográficos, cuáles son las tasas esperadas de utilización de los servicios sanitarios.

Para esto necesitamos tener unos Sistemas de Información suficientemente completos y potentes, que desgraciadamente no se dan en todas las Comunidades en España. En este asunto las Compañías Aseguradoras de Salud nos podrían dar bastante información.

Es igual que para el copago de medicamentos, donde todos estamos “fichados” con un código de renta.

¿Quién tiene que indicar que ha habido una mala utilización del Sistema?

La realidad es que, objetivamente, muchas veces es muy complicado saber si un servicio concreto prestado es necesario o innecesario.

La Sociedad de Medicina de Urgencias y Emergencias indica además que los facultativos están para atender, no para juzgar.

Aquí estoy parcialmente de acuerdo. La función principal es atender, pero también están las medidas encaminadas a hacer más sostenible el sistema.

Sí es cierto que tiene que hacerse muy duro marcar en el informe de alta la casilla de “innecesario” cuando delante tienes a un ciudadano humilde que se ha dejado caer por urgencias.

Por eso creo que los facultativos no pueden hacer el control de la frecuentación, sino que debe hacerse “fríamente”, con sistemas informáticos y su codificación.

Mi cuarta conclusión está basada en la tercera. Si hay bases de datos, la estadística proporciona suficiente seguridad para aventurar qué uso absoluto y relativo tendrá cada ciudadano, con los correspondientes intervalos de confianza dentro de los cuáles los ciudadanos o pacientes se sientan seguros, en el sentido de no sentirse presionados para no usar los Servicios Sanitarios.

¿Y qué hacemos con los sobreutilizadores?

Como dice Mónica Lalanda, el moco son 15€. No veo que sea factible.

He mencionado repetidamente en este blog mi oposición al copago directo, por muchos motivos. El principal es que el Sistema Sanitario no está preparado para cobrar, y montar esta infraestructura costará más que lo que se recaude.

Sin embargo sí soy partidario de algún tipo de copago indirecto. Este copago indirecto debe ser manejado desde fuera del Sistema, por las máquinas, ordenadores.

¿Tenemos esta posibilidad en el Sistema Sanitario de hacerlo? No.

Pero sí hay alguien que lo tiene, creo que se llama Rita, y es el Ordenador de la Agencia Tributaria.

La AEAT está 24 horas, 365 días al año, haciendo cruces de datos entre ciudadanos, empresas, y todo tipo de organizaciones. Busca y busca, y al final suele encontrar.

Con Sistemas de Información y codificación e identificadores comunes, y esta información en poder de la Agencia Tributaria, podría hacerse.

Bien, ya tenemos a un ciudadano que ha sobrepasado el límite superior del Intervalo en la cifra de uso del Sistema en función de las variables patológicas y sociodemográficas.

¿Qué hacer con este caso? ¿Cobrarle? ¿Amonestarle? ¿Avisarle? No sé bien qué decir. Siguiendo los razonamientos, por lo menos que el ciudadano sea consciente del sobreuso.

Pero tenemos otro caso, un ciudadano que ha sobrepasado el límite inferior del Intervalo en la cifra de uso del Sistema en función de las variables patológicas y sociodemográficas.

¿Qué hacer con este caso? ¿Darle un premio? ¿Felicitarlo?

En este caso elaboro una quinta conclusión, algo surrealista, es abogar por el copago inverso: no cobrar a quien consuma más, sino desgravar al que menos o mejor use los servicios. Desgravaciones en lugar de tasas.

Veo al menos tres problemas a esta quinta conclusión:

  1. ¿Qué hacer con las bajas rentas que no declaran a hacienda? Obviamente nada, pues no pueden desgravar.
  2. ¿Qué hacer con los que usan servicios sanitarios privados? Pues aplicando la norma habrá que desgravarles si les corresponde, aunque esta medida sería muy contestada desde ciertos posicionamientos ideológicos, indicando que se “desgrava a los ricos”.
  3.  ¿Qué hacer con el 82% de los funcionarios que están en el modelo MUFACE? Pues ajustar la prima a las Compañías Aseguradoras en función del riesgo estadístico medio.

Bien, he llegado al final. Como he comenzado os repito y aseguro que no me he vuelto loco. Soñar es gratis.

 

 

Anuncios

Entrevista en la revista “El Médico” 05/02/2014

Posted by alopezdelval in Gestión Sanitaria.
Tags: , , , , , , , , , , , , , , ,
add a comment

Ayer publiqué en redes sociales la entrevista que me hizo la revista “El Médico”. Por los feedback que tengo parece que ha tenido cierta difusión, así que la pongo en mi blog en forma de post.

Para ver la entrevista pulsar este enlace.

Gracias a todos.

Propuestas de la Subcomisión para el análisis de los problemas estructurales del Sistema Sanitario 01/12/2013

Posted by alopezdelval in Sistemas de Salud.
Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
add a comment

En este post transcribo las 27 propuestas de la Subcomisión para el análisis de los problemas estructurales del Sistema Sanitario y de las principales reformas que deben acometerse para garantizar su sostenibilidad (documento completo aquí).

Los miembros de la Subcomisión parece que han leído mi Blog… (modesto que soy).

Esperemos que no duerman el sueño de los justos, como el Informe Abril.

V. PROPUESTAS DE LA SUBCOMISIÓN PARA EL ANÁLISIS DE LOS PROBLEMAS ESTRUCTURALES DEL SISTEMA SANITARIO Y DE LAS PRINCIPALES REFORMAS QUE DEBEN ACOMETERSE PARA GARANTIZAR SU SOSTENIBILIDAD

Partiendo de las carencias expuestas por los comparecientes y las Comunidades Autónomas en la Subcomisión para el análisis de los problemas estructurales del sistema sanitario y de las principales reformas que deben acometerse para garantizar su sostenibilidad, serían propuestas con las que renovar y poner al día el Sistema Nacional de Salud (SNS) para mejorar su situación actual y favorecer un futuro estable, las siguientes:

1. La consolidación, el desarrollo, la sostenibilidad y la calidad del Sistema Nacional de Salud requieren un Pacto de Estado con todos los agentes del sector que evite la confrontación partidista y revitalice consensos políticos, profesionales y sociales en torno a la Sanidad como principal pilar del Estado del Bienestar.

2. La Ley General de Sanidad y demás disposiciones legislativas de desarrollo han de ser la base sobre la que modernizar y consolidar un modelo de SNS que garantice plenamente un asistencia sanitaria pública, gratuita, cohesionada, universal, equitativa, de calidad, financiada mediante impuestos, gestionada conforme a lo establecido en la Ley General de Sanidad, y capaz de adaptarse a los desafíos demográficos, asistenciales, tecnológicos, y financieros presentes y futuros.

3. Fortalecer la cohesión territorial en la aplicación de las competencias que en materia de Sanidad corresponde desarrollar a las diferentes administraciones para aplicar de manera coordinada medidas de eficiencia y de buenas prácticas, tanto en el ámbito de la gestión económica, como en todo lo relativo a la prestación asistencial.

4. Garantizar, desde el diálogo positivo y los acuerdos ya alcanzados con el Ministerio de Sanidad, las condiciones básicas de los profesionales que sean competencia del Estado según la legislación vigente.

5. Favorecer que el profesional gane protagonismo, reconocimiento y autonomía en la gestión clínica en un marco de eficiencia por la sostenibilidad.

6. Actualizar el modelo formativo de los profesionales, desde una nueva troncalidad y el incremento de los conocimientos en Medicina Interna, la gestión de recursos y la coordinación sociosanitaria, de modo que se incremente la polivalencia y la capacidad resolutiva de los profesionales que tanto se requiere actualmente.

7. Promover una gestión y una planificación eficaces de los recursos humanos partiendo del registro nacional de profesionales, al tiempo que se equiparan las diferentes categorías existentes en el SNS, se redefinen las competencias de cada profesión, y se asumen como sanitarias nuevas profesiones.

8. Incluir variables en las retribuciones de los profesionales en función de lo que se es, se hace y los resultados que se obtienen, midiendo productividad, índices de satisfacción y calidad del servicio prestado.

9. Definir un nuevo modelo de financiación estable, suficiente, respetuoso con el principio de estabilidad presupuestaria, y coherente con la cohesión territorial, la igualdad y la equidad en el acceso a las prestaciones.

10. Impulsar, sobre una cápita adecuada, las reformas en las políticas presupuestarias de las Comunidades Autónomas para que sus presupuestos garanticen un gasto sanitario por ciudadano adecuado a la cartera de servicios.

11. Aumentar los recursos teniendo en cuenta la disponibilidad real de los mismos y evitar descensos bruscos en las asignaciones que reduzcan la provisión de servicios por debajo de los estándares de calidad, pues tan importante como aumentar los recursos disponibles es favorecer la estabilidad de la financiación.

12. Garantizar el pago a proveedores, controlar las inversiones desde el principio de la efectividad con indicadores de medición, y contar con la Sanidad como un aportador en positivo a la balanza económica del país, que además genera puestos de trabajo de calidad.

13. Agilizar la compensación económica por atención a pacientes entre Comunidades Autónomas, establecer un sistema eficaz de facturación a terceros nacional e internacional, y planificar la asistencia limítrofe y de alta especialización.

14. El Sistema Nacional de Salud debe ser gestionado y planificado desde un nuevo modelo de gobernanza más ejecutiva, eficaz y solidaria que busque la eficiencia y la rendición de cuentas desde la cooperación entre administraciones.

15. Promover la calidad asistencial orientando el SNS hacia las necesidades del paciente, desde una gestión ágil y sujeta a un análisis continuado de resultados en salud.

16. Desarrollar la colaboración con la iniciativa privada en función de lo establecido en la Ley General de Sanidad y en la normativa posterior, siempre procurando la optimización de los recursos propios del sistema público.

17. Coordinar los servicios sanitarios y sociales para ofrecer una asistencia integral, continuada, humanizada, personalizada y sostenible, especialmente en procesos asistenciales complejos y de larga duración. Se debieran tomar como referentes, experiencias de éxito desarrolladas en las Comunidades Autónomas, así como las propuestas contenidas en el Libro Blanco de la Coordinación Sociosanitaria que el Ministerio de Sanidad y las propias Comunidades Autónomas elaboraron en diciembre de 2011.

18. Potenciar la capacidad resolutiva de la atención primaria, incrementar el protagonismo asistencial de los servicios de Medicina Interna, y actualizar la organización y la estructura del sistema desde la coordinación sociosanitaria integral para garantizar una respuesta asistencial adecuada a las enfermedades más prevalentes, y en especial a las patologías crónicas y relacionadas con la salud mental.

19. Promover el desarrollo de la Ley General de Salud Pública para potenciar la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad, haciendo que el paciente, en torno al cual ha de desarrollarse todas las políticas en el sistema sanitario, se implique activamente en su autocuidado desde la infancia.

20. Impulsar la investigación, el desarrollo y la innovación en el ámbito sanitario desde el trabajo conjunto de los organismos públicos de investigación, las universidades y la iniciativa privada.

21. Fomentar el acceso equitativo de los ciudadanos a las innovaciones, con independencia del lugar en el que residan.

22. La calidad de la asistencia y la seguridad de los pacientes debe ser la base de la acreditación de los centros y las instituciones sanitarias.

23. Desarrollar un sistema de evaluación de tecnologías y prestaciones sobre el que definir la cobertura asistencial. En este sentido, hay que desarrollar la estructura y el trabajo desempeñado por la Red Española de Agencias de Evaluación de Tecnologías y Prestaciones Sanitarias en la línea del National Institute for Health and Care Excellence (NICE) británico.

24. Establecer, desde la transparencia, indicadores de salud centrados en la calidad, la equidad y la continuidad asistenciales, y en la seguridad del paciente. Los indicadores deben aplicarse a cada servicio de cada centro asistencial, y la información debe ampliarse y actualizarse periódicamente, y hacerse pública conforme a lo establecido en la Ley de Protección de Datos y en la legislación sanitaria de carácter general.

25. Implementar un sistema de información interoperable con el que obtener la evidencia suficiente para tomar decisiones y garantizar los derechos y la seguridad del paciente.

26. Impulsar la interoperabilidad en todo el sistema sanitario de la tarjeta sanitaria individual, la receta y la historia clínica electrónicas.

27. Crear una Comisión de Seguimiento y Evaluación de los Acuerdos del Pacto de Estado por la Sanidad en el Congreso de los Diputados, que vele, a imagen de la Comisión de Seguimiento y Evaluación de los Acuerdos del Pacto de Toledo, por el cumplimiento de las medidas consensuadas por el ministerio de referencia en el ámbito sanitario con los profesionales, las Comunidades Autónomas, y los partidos políticos en favor de la calidad, la seguridad, la eficiencia, la equidad y la solvencia del sistema sanitario. La citada comisión deberá convocar periódicamente a los agentes sociales, económicos y profesionales para conocer el contenido y el alcance de los acuerdos que se formulen para fortalecer el derecho a la protección de la salud y mejorar el funcionamiento del sistema sanitario en su conjunto.

No cabe uno más. 20/10/2013

Posted by alopezdelval in Crisis.
Tags: , , , ,
5 comments

Después de varios meses sin escribir en el blog, me he vuelto a animar después de leer una carta de opinión de un periódico local.

no cabe uno más

Realmente no tiene demasiada importancia el referido manuscrito, pero posiblemente refleja parte de lo más oscuro de nuestra sociedad.

Siempre he intentado mantener un equilibrio en mis pensamientos, lo cual necesariamente se debería reflejar en unos textos que considero ponderados, o eso intento.

Hoy creo que voy a hacer una excepción.

Os pongo brevemente en antecedentes.

  1. El Gobierno de Aragón, en las diferentes medidas que está adoptando, decide que diferentes pruebas de diagnóstico por imagen existentes en un determinado ambulatorio (ecografía y mamografía) pasen a realizarse en su hospital de referencia, el Hospital Universitario Miguel Servet.
  2. Este hecho produce una reacción social de protesta importante, con manifestaciones incluidas. De hecho la retirada del Mamógrafo tuvo que hacerse con la intervención de la Policía Nacional.
  3. Así que para la salida de dos ecógrafos se decide se haga por la noche para no levantar polémica.

Realmente el objeto del post no tiene nada que ver con el traslado o no de unos ecógrafos, por cierto antiguos. Ni que se realice por la noche como si se estuviera robando, teniendo que derribar una puerta de acceso puesto que “alguien” estaba avisado y las habían atrancado.

Sí, querido lector, a estas cosas tan importantes nos dedicamos.

El post tampoco tiene que ver con la conveniencia o no de hacerlo. Esto es, a nivel técnico. En este asunto y sin más datos a priori me parece un error su retirada, pues soy de los que consideran que la asistencia cada vez debe ser más ambulatoria y resolutiva, y la alta resolución no puede realizarse sin equipos de diagnóstico.

Pero realmente no tengo datos que justifiquen una u otra decisión.

Entonces, ¿por qué escribo?

Lo hago por hartazgo, hartazgo de tantas personas que

1)      No saben ni de qué hablan, son ignorantes funcionales del asunto del que opinan.

2)      Insultan y hablan de oído y tiran con posta, a ver si le doy a alguien.

3)      Están tan ideologizadas que piensan con las tripas, y su único objetivo es dañar al que consideran enemigo ideológico.

4)      Aplican la política del ventilador, para que así se reparta mejor.

5)      Solo su ignorancia es comparable con su maldad. Intentan confundir al ciudadano de a pie con mentiras y falacias.

 La famosa carta es un cúmulo de despropósitos. En primer lugar no es un centro de salud, es un centro de especialidades, ambulatorio o “ambulata”, término que probablemente le vaya mejor a quien ha redactado la supuesta carta.

Parece que los ecógrafos son suyos y se los han “levantado”. Confunde la parte con el todo. La velocidad con el tocino. Tiene una sui generis visión de quien tiene la autoridad en la planificación sanitaria.

Acusa de la “patada en la puerta”, de falta de libertad, miedo, de “todo es posible”. Es un texto guerracivilista. Así estamos todavía.

Y lo peor es que hay partidos políticos que están reenviando esta infamia por las redes sociales.

Hace ya tiempo escribí un post sobre lo envidiosos y cainitas que somos en España. Sigo manteniendo este pensamiento, solo que añadido a una incultura verdaderamente inconmensurable.

Debe estar en la sangre, desde nuestros ancestros íberos y celtas, que procuraban destriparse en cuanto podían y solo se unían para reventar al vecino, generalmente cuando a este le iba bien. Seguimos igual.

Qué pena que la espada Falcata de aquellos tiempos ya no se use, porque si no algunos convecinos nuestros seguro que estaban en la tentación de utilizarla.

Esto es lo que hemos avanzado en nuestra sociedad civilizada.

No cabe uno más. Y fijaros que no digo un tonto más, pues este adjetivo se queda muy corto.

Las tres “S”: Sistema+Sanitario+Social. Lo que no puede esperar. 21/10/2012

Posted by alopezdelval in Planificación.
Tags: , , , , , , , , , , , , , , , ,
5 comments

Hoy es un día gris (por el tiempo meteorológico) y triste en lo personal, pues acaba de fallecer la madre de una persona muy querida para mí.

Uno de tantos ejemplos de mujer responsable, trabajadora, sensata y vital, que conforme fue ganando años fue, así mismo, “ganando” patologías que, individualmente no suponían demasiado, pero en conjunto han provocado el desenlace. Este post va en su memoria.

Y este hecho me hace escribir unas breves reflexiones sobre aquellos cambios, o aquella nueva orientación, que debe asumir nuestro Sistema Sanitario, elementos que llevo manifiesto repetidamente en este blog.

  • Reorientación del sistema hacia la cronicidad y qué recursos se necesitan para ello.
  • Participación de todos los recursos existentes en el sistema, públicos y privados.
  • Gestión de Procesos Asistenciales y Medicina Basada en la Evidencia.

Hay una cuarta orientación, como es la cultura de la Prevención, de la que no hablaré hoy pues traspasa el Sistema Sanitario y Social (SSS) y abarca a todas las políticas públicas, especialmente la educación. Y posiblemente ha sido el mayor fiasco.

Bajo mi punto de vista estos son los aspectos principales, pues hay otros, sobre los que trabajar y profundizar. Es un cambio radical de la concepción del Sistema Sanitario (y Social), que debe prepararse por expertos e ir implementándose poco a poco, y posiblemente llevará tiempo, mucho tiempo.

Y además de todo esto se produce la coincidencia con la celebración de dos eventos muy  interesantes. Cronológicamente el primero ha sido la 9ª edición del Workshop en Gestión Sanitaria organizado por Novartis, y la segunda ha sido el 4º Encuentro de Directivos de la Salud organizado por Sanitaria 2000.

Casualmente algunos de los principales temas de debate fueron los mencionados.

Nuestra situación de partida, ya conocida, es la siguiente:

  • Orientación a la cronicidad: Nuestro sistema está orientado a enfermos agudos. La población envejecida y envejeciendo. Mínima existencia de recursos para pacientes subagudos. Mínima coordinación de los espacios sanitario y social. Hay recursos privados excedentes y recursos públicos inexistentes.
  • Participación de todos los recursos del Sistema, Públicos y Privados. En el Sistema Sanitario están habiendo experiencias PPP, todavía no suficientemente evaluadas, pero sigue existiendo una severa contestación por una parte de la población. Lo que si parece natural es que su financiación sea per cápita.  De cara al Sistema Social, excepto en alguna Comunidad Autónoma, la participación privada es mínima, cuando es precisamente este sector el que dispone de más recursos sobre todo en núcleos poblacionales importantes. No hay experiencias conjuntas de modelos PPP que incluyan la parte social y la sanitaria.
  • Con respecto a la Gestión de Procesos Asistenciales y Medicina Basada en la Evidencia, a nivel institucional, ha habido Comunidades que han realizado numerosos esfuerzos al respecto, pero creo sin demasiado éxito. Este es el verdadero cambio cultural a realizar que no puede basarse en iniciativas locales, por muy loables que estas sean. Seguimos con un modelo de atención de hace 30 ó 40 años, obviando que disponemos de unos potentes Sistemas de Información que deberían ser el fundamento de “controller” de los procesos asistenciales definidos.

Creo que tenemos todas las herramientas para comenzar el principio del cambio, hace falta voluntad política y cooperación, y además estoy convencido que económicamente no debería suponer un aumento de la financiación, si no es al contrario.

Y quizá en estos momentos de aguda y grave crisis es el momento de implementarlos. Con toda seguridad.

Para finalizar extraigo algunos fragmentos de dichos encuentros de directivos:

  • El modelo actual está agotado.
  • Debemos reformular el hospital, desarrollar la gestión clínica y la gestión por procesos y comprometer al directivo en esta responsabilidad.
  • Existen estudios que señalan que el modelo convencional versus el modelo de colaboración público privada, desde el punto de vista coste unitario, es superior en un 15 por ciento o 20 por ciento.
  • Las organizaciones de excelencia han de mejorar en trabajar la gestión clínica basada en la evidencia científica.
  • Reorganización asistencial y transformación de las organizaciones para poder “sobrevivir”, y para poder hacer frente, por un lado, a la variabilidad en la asistencia médica, apostando por una gestión descentralizada y por procesos; y por otro lado, al aumento de la cronicidad.
  • Hay que orientar las organizaciones al paciente crónico.
  • Integración funcional de la Atención Primaria y la Atención Especializada y apostar por los nuevos roles de Enfermería, puesto que en ellos pivota gran parte de la transformación y no les sacamos todo el partido que se podría.
  • Necesidad de reconsiderar el terciarismo, haciendo posible que los hospitales compartan servicios de forma eficiente, “se trata de pasar de centros de excelencia a equipos de excelencia”.
  • Según datos de la Sociedad Española de Medicina Interna, las enfermedades crónicas llegan a motivar el 80% de las consultas de Atención Primaria y el 60% de los ingresos hospitalarios en España.
  • La reforma debe orientarse hacia el desarrollo de la gestión por procesos, de la gestión clínica y debe basarse en equipos más horizontales y menos jerarquizados.
  • Un nivel de atraso es la esclerosis organizativa. El modelo de hospital que tenemos es un modelo de hace 40 años, no logramos integrar los diferentes modelos asistenciales, de forma que perdemos eficiencia y mareamos a los pacientes. Tenemos un largo camino por recorrer en la organización sanitaria e integración de los niveles asistenciales.
  • Las estructuras actuales están diseñadas para tratar a un tipo de paciente que ya no existe.
  • Valorar el coste beneficio, coste utilidad y coste de oportunidad a la hora de implementar nuevos procedimientos diagnósticos o terapéuticos.
  • Revisión de la práctica clínica y disponer de herramientas para incentivar la práctica clínica eficiente.
  • Reorientar, reinvertir, desinvertir y ajustar.

 Enlaces

Directivos sanitarios de toda España debaten los retos de gestión ante la Reforma del Sistema Nacional de Salud.

Directivos sanitarios defienden la transformación de las organizaciones hacia los crónicos y apuestan por la innovación y colaboración público-privada.

4º encuentro de Directivos de la Salud.

Arenas CA. Sostenibilidad y Desperdicio. 4º encuentro de Directivos de la Salud.

BMJ: Las compañías farmacéuticas en el punto de mira. 17/08/2012

Posted by alopezdelval in Farmacia.
Tags: , , , , , , , ,
2 comments

El 12 de julio publiqué un post sobre la visita médica, en el que mostraba mi desacuerdo en cómo se gestionan los diferentes elementos derivados de los fármacos y su industria [ver link].

Ahora posteo diferentes aspectos de un artículo del BMJ que viene reflejado en el Blog “Médico Crítico“, del que extraigo:

  1. El número de medicamentos aprobados se mantiene en las cifras promediadas en los últimos 15-25 años.
  2. El 85-90% de los nuevos medicamentos durante los últimos 50 años han aportado pocos beneficios y considerables efectos adversos.
  3. La industria farmacéutica consagra la mayoría de sus fondos para investigación al desarrollo de variaciones menores en medicamentos ya existentes que produzcan una fuente de beneficios constantes.
  4. La intensa promoción de estos medicamentos contribuye a su sobreutilización; el 80% del incremento del presupuesto de medicamentos de un sistema sanitario se debe al uso de medicamentos con poco o ningún avance terapéutico respecto a los previamente existentes.
  5. Las estimaciones sobre el coste medio de I+D de un nuevo medicamento están exageradas y son utilizadas por el lobby farmacéutico para pedir protección estatal frente al libre mercado.

Parece que hay suficientes elementos de juicio para que los Estados auditen algunos de estos puntos.

La industria farmacéutica es uno de los pilares de la sanidad moderna, pero la relación con ella debe basarse en criterios más transparentes que den como resultado el beneficio mutuo.

A coger el gato y ponerle el cascabel.

Un poco de autobombo… 13/07/2012

Posted by alopezdelval in Sistemas de Salud.
Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
4 comments

La Sociedad Española de Directivos de la Salud ha publicado el artículo Los Actores del Sistema Nacional de Salud en España, elaborado entre los Drs. Arenas Díaz y López del Val, en la revista Sedisa Siglo XXI, número 25 de julio de 2012.

Está disponible en el enlace original [ver link] o en PDF [ver link].

Gracias a Sedisa por su difusión.

Opiniones sobre la visita médica. 12/07/2012

Posted by alopezdelval in Farmacia.
Tags: , , , , ,
1 comment so far

Hoy trazo unas líneas para hablar de los “visitadores médicos”, y para ello recupero un post sobre el tema [ver link] y en un documento de la Universidad de Colombia [ver link]

La figura del visitador siempre ha levantado polémicas, habiendo profesionales que defienden extensamente su existencia y otros que los denostan.

El Blog indicado es uno de los defensores, basándose en un artículo de The Journal of Clinical Hipertension, en el que se concluye que aquellos médicos que no atendían a visitadores médicos, salían manifiestamente maltrechos en los resultados de determinados parámetros cuantificables.

Sin embargo en el otro documento, que parece riguroso y documentado, presenta datos muy interesantes como:

  • En el 2004 la industria farmacéutica gastó en promoción (sólo en EEUU) 57.500M$.
  • Cada dólar en publicidad se refleja en un aumento de 8,34$ en ventas.

El último párrafo indica que “el Gobierno tiene la obligación de fortalecer sus capacidades regulatorias para controlar la publicidad, la promoción farmacéutica y fomentar la transparencia, además de facilitar el acceso a la información para la prescripción independiente (…)“.

No creo que el profesional en Colombia, EEUU o España tenga en lo personal comportamientos íntimos muy diferentes, excepto las marcadas por la Ley, por lo que sugiero la lectura de este documento a través de link que se proporciona.

Me he permitido insertar unos Twitts de lo que opina un profesional al respecto.

Mi opinión es que, efectivamente, la Industria Farmacéutica es el elemento que en la historia más ha contribuido a curar a los enfermos, y también que su obligación es ganar dinero, pues sin él no podría llevarse a efecto la investigación de miles de moléculas, de las cuáles muy pocas llegan al mercado como producto farmacéutico, invirtiendo en ello miles y miles de millones de dólares.

Pero hemos de tener en cuenta la condición humana, y si como empresa puedo vender más, mejor. Es necesario que la información sobre nuevos productos esté regulada, en este caso por las empresas sanitarias.

Tenemos Servicios o Unidades de Farmacia, Comisiones de Farmacia, Comisiones de Tecnologías. Disponemos de profesionales médicos y farmacéuticos. ¿Por qué la información sobre nuevos productos no viene regulada y filtrada por la empresa sanitaria, por los propios profesionales?

Tengo buenos amigos dentro de la visita médica, pero he de reconocer que no suelen tener titulación, pero sí una gran formación dada por el laboratorio para vender las excelencias del nuevo producto. En ello les va el sueldo, y hace algunos años ganaban más que el propio médico.

Habréis comprobado que no hablo de intereses espurios (regalos, viajes, congresos) que, aunque menos, pero se siguen dando. Son prácticas que deberían desecharse completamente.

Mi opinión es que los productos farmacéuticos no son susceptibles de mercadeo tradicional. Una consulta médica no es un restaurante en el que el proveedor le lleva a probar el nuevo jamón ibérico para sus clientes.

Y en esto la Administración sanitaria tendría que tener un papel preponderante.

Utilización de la Web 2.0 en España 10/05/2012

Posted by alopezdelval in Tecnología.
Tags: ,
add a comment

Apoyándome en el artículo Web2.0 y Salud: Redes sociales y Hospitales he intentado sintetizar una serie de datos nacionales sobre la penetración del uso de herramientas 2.0 en los hospitales españoles.

Los datos están obtenidos de la Web www.observatics.com.

Globalmente, de los 788 hospitales españoles analizados, el 49% de ellos tiene página web, el 11% utiliza de algún modo las Redes Sociales (Facebook, Twitter, YouTube, Flickr…) y el 2% utiliza algún tipo de Blog.

Por Comunidades Autónomas y página web, destacan Madrid, País Vasco, Murcia, Asturias, Cantabria y La Rioja.

Por Comunidades Autónomas y uso de Redes Sociales destacan Islas Baleares, Comunidad Valenciana, Madrid y Navarra.

Por Comunidades Autónomas y uso de Blogs destacan Canarias, Comunidad Valenciana, Islas Baleares y Andalucía.

Si segmentamos por propiedad del hospital, los HOSPITALES PRIVADOS, que suponen 457, globalmente tienen un 47% de utilización de páginas web, un 11% de uso de las Redes Sociales y un 1% de utilización de Blogs.

Por Comunidades Autónomas y página web destaca La Rioja, Comunidad Valenciana, Madrid, Murcia, Asturias y Andalucía.

Por Comunidades Autónomas y uso de Redes Sociales destaca Islas Baleares, Navarra, Comunidad Valenciana y Madrid.

Por Comunidades Autónomas y uso de Blogs destacan Castilla y León y Canarias.

Por último, en cuanto a HOSPITALES PÚBLICOS, de los 331 un 53% utilizan página web, un 10% tienen presencia en Redes Sociales y un 3% utilizan Blogs.

Por Comunidades Autónomas y tenencia de página web destaca País Vasco, Madrid, Castilla y León, Cantabria, Asturias y Castilla la Mancha.

Por Comunidades Autónomas y uso de Redes Sociales destacan Cantabria, Comunidad Valenciana, Andalucía y Madrid.

Por Comunidades Autónomas y uso de Blogs destacan Islas Baleares, Comunidad Valenciana, Canarias y Andalucía.

Vemos pues que el uso de las herramientas disponibles es muy bajo a nivel hospitalario, y especialmente aquellas que se engloban dentro del concepto 2.0, como las Redes Sociales y los Blogs.

La comunidad médica y sanitaria en general debe darse cuenta de las potencialidades que la tecnología nos proporciona actualmente.

Hay en España buenas experiencias en la red, como un Grupo Sanitario Privado que presenta Blogs tutelados por especialistas, que interactúan con pacientes a través de texto o videos. Otros buscan la interacción de los pacientes / asegurados, ofreciéndoles gran cantidad de servicios directamente a través de su Web. A nivel público, quizá lo más reseñable es la Red Profesional de la Comunidad de Madrid o del Hospital General de Valencia.

Pero estas experiencias son todavía muy pocas. Quizá por el propio desconocimiento que la red tiene, tanto a nivel público (servicios, información) como privado (además atraer pacientes y profesionales). Además la interacción adecuada y atractiva con los pacientes proporciona prestigio a la institución y aporta seguridad a los pacientes.

Y no digamos las posibilidades para profesionales individualmente, para Asociaciones de Pacientes, Colegios o Asociaciones Profesionales, etc.

Os indico, para comenzar, un par de recursos en Internet por donde los profesionales podemos empezar a conocer y perder el miedo.

La bitácora de Fran Sánchez Laguna. Nos ofrece unos videos sobre el manejo de Linkedin, Facebook y Twitter (este último aún no acabado).

Campus Sanofi. Destinado a formar en el entorno 2.0.

¡¡ Vamos allá !!

Sistemas de información 07/05/2012

Posted by alopezdelval in Eficiencia, Gestión Sanitaria, Tecnología.
Tags: , ,
add a comment

Recojo este artículo de Diario Médico para hacer unos comentarios de un aspecto totalmente básico en la sociedad actual, y en la sanidad, los Sistemas de Información.

Desde los primeros años de la década de los 90, ¿Quién no recuerda los proyectos SIGNO?, así como la sucesión de plataformas, en Primaria y en Especializada, que han ido surgiendo o implantándose, muchas veces con voluntarismo por parte de los profesionales, por ejemplo en Atención Primaria, hasta la fecha actual, han sucedido muchas cosas y no todas buenas.

Al final las Administraciones se han dado cuenta de la relevancia imparable de contar con Plataformas Informáticas. Un poco tarde, eso sí. Cada Comunidad Autónoma ha ido desarrollando su modelo, unos más avanzados y otros menos, unos centralizados, otros no. Otras han optado por soluciones integrales, otras parciales.

Y pregunto, para un aspecto tan relevante como este, ¿Por qué no existe una plataforma común y Estatal? Algún día, espero, podremos conocer el coste de desarrollo e implantación por Comunidad Autónoma, así como su estado funcional y operatividad y el coste de mantenimiento anual.

Y esto lo sumo con un elemento básico para estos sistemas, como es la Tarjeta Sanitaria. Tenemos 17 tarjetas sanitarias en España, cada una con su identificador personal. ¿Por qué no existe una Tarjeta unificada con un identificador único nacional?

Los costes de este tipo de desarrollo son ingentes. Y también los problemas generados por ello.

No imagino comprando en unos grandes almacenes de todos conocidos, y al darle mi tarjeta me indiquen que no la pueden procesar. O ir a mi entidad bancaria en otra ciudad y que no me identifiquen. O cambiar de residencia y que Hacienda no me localice.

Desgraciadamente la inversión ya está hecha en gran medida, con lo que no veo viable que pueda reconducirse la situación. ¿O sí?

Vía Nuestra sanidad debe tener un sistema informático propio y centralizado – DiarioMedico.com.