jump to navigation

Premio SEDISA 2013 16/11/2013

Posted by alopezdelval in Sistemas de Salud.
Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
4 comments

1er premio sedisa 2013Este post es solo para agradecer las felicitaciones que estoy recibiendo y, de paso, para volver a publicar el artículo “Los actores del Sistema Nacional de Salud en España“, que ha sido premiado en las VI Jornadas Nacionales de Sedisa como el mejor artículo publicado en la revista SEDISA SIGLO XXI.

Y de paso agradezco especialmente a mi amigo Carlos Arenas, firmante también del artículo,  que diera el impulso final para su envío a la revista.

Lo dicho, gracias a todos y un abrazote.

Anuncios

Un poco de autobombo… 13/07/2012

Posted by alopezdelval in Sistemas de Salud.
Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
4 comments

La Sociedad Española de Directivos de la Salud ha publicado el artículo Los Actores del Sistema Nacional de Salud en España, elaborado entre los Drs. Arenas Díaz y López del Val, en la revista Sedisa Siglo XXI, número 25 de julio de 2012.

Está disponible en el enlace original [ver link] o en PDF [ver link].

Gracias a Sedisa por su difusión.

Los actores del Sistema: Agencia compradora y financiador (IV) 29/05/2012

Posted by alopezdelval in Sistemas de Salud.
Tags: , , ,
2 comments

Vamos por el cuarto post, que se refiere a toda la parcela de Gobierno del Sistema, llamémoslo a nivel macro. Son las que se denominan Agencia Compradora y Financiador / Aseguradora pública.

AGENCIA COMPRADORA

Asimilamos este término a los Servicios Regionales de Salud, aunque en algunas Comunidades Autónomas hay particularidades al respecto.

Son los organismos intermedios entre el productor de los servicios y el financiador de los mismos, y que hacen efectivas las políticas de aseguramiento teóricamente reguladas por ley y financiadas por impuestos.

Las principales características de estas “Agencias” son:

  • Los cargos directivos no son técnicos, sino políticos.
  • Según Comunidades, tienen sus funciones mal definidas o superpuestas con el Financiador (Consejería) y en ocasiones hasta con el Provisor (Gerencias).
  • Disponen de un Contrato Programa o Contrato de Gestión con el Financiador y a su vez firman Contratos con los Provisores.
  • Los contratos son cuantitativos, siempre sobre presupuestos históricos, sobre la inercia histórica, lo cual provoca una gran dificultad de gestión a los Provisores.
  • Son contratos de utilidad, llamémosla limitada, pues además suelen firmarse en la primavera cuando casi el 50% del presupuesto está ejecutado.
  • No disponen de un sistema de expertos “controller” en lo financiero y en lo sanitario para controlar la evolución de los contratos. No disponen de capacidad de evaluar los resultados finales.
  • Estos elementos suponen que no se ajustan al presupuesto del Contrato, por lo que acaban solicitando más y generando deuda.
  • Suele llevar aparejada otro tipo de Servicios y actividades, como la Gestión Económica, los RRHH, la Calidad, y otras. Estos Servicios (Centrales) realizan actividades para los niveles inferiores (provisores). Su funcionamiento es más político que técnico, de modo que por ejemplo en la “gestión de los RRHH” el leitmotiv ha sido el de no generar conflicto social, imponiéndose muchas veces las tesis sindicales con el resultado de un importante incremento en las masas salariales.

En resumen, no cumplen las características ni las funciones conceptuales de lo que sería una Agencia Compradora.

  1. Elegir el mejor proveedor.
  2. Negociar el coste de la asistencia.
  3. Controlar la evolución del contrato en todos sus aspectos.

EL FINANCIADOR

El financiador / asegurador es la parte política, los Gobiernos, Consejerías / Departamentos o el Estado.

  • Sus directivos son todos políticos.
  • Tienen una estructura técnica basada en la función pública.
  • También carecen de controller expertos.
  • Sus funciones legislativas se multiplican por el número de CCAA, para legislar sobre lo mismo.
  • Se vinculan muchas veces al aspecto político, destinando recursos para aspectos meramente propagandísticos. Incluso algunas CCAA generan Direcciones Generales con este fin.
  • Inducen a error, pues suelen llamarse Consejería de Salud, cuando es la Consejería de Sanidad o de Asistencia Sanitaria, que no es lo mismo.
  • En ocasiones no están claras las funciones con respecto a la Agencia Compradora. Incluso en ocasiones hasta con los provisores.
  • En su función de Planificación, los criterios políticos suelen ir por delante de los criterios de racionalización, técnicos y económicos.
  • De modo generalizado, la función de planificación no se ha preocupado del recurso actualmente más necesario, como es la atención a los pacientes crónicos, con problemas sociales y de dependencia. Se han preferido camas de agudos a camas de media estancia, que además son  más baratas de construir, equipar y mantener.
  • No ha habido una correcta segregación de la Cartera de Servicios que permita a ciertas patologías o especialidades ser atendidas en Centros de Referencia.
  • Las carteras de servicios de las CCAA han ido divergiendo, teniendo hasta 17 posibilidades.
  • No se ha regulado la introducción de la alta tecnología o nuevos tratamientos. Y lo que se ha hecho no está centralizado dando lugar a desigualdades.
  • Y la función de Aseguramiento es una gran incógnita.
  • Cada Comunidad ha desarrollado desde aquí programas de TIC, variados e incompatibles entre sí. Según Comunidades esta iniciativa se realiza por la Agencia Compradora o incluso por los Proveedores de Servicios.
  • Se han creado diferentes y variadas entidades atomizándose por la geografía, sin una directriz común y muchas veces realizando trabajos similares: Escuelas de Salud Pública, Consorcios, Institutos, etc.

El asegurador, que no deja de ser el Gobierno (los 17 Gobiernos), es único y público. Hay autores que hablan de la posibilidad de que el ciudadano decida su asegurador, tipo Muface por ejemplo, aunque esto considero que podría romper la equidad del Sistema.

Uno de los resultados de esta situación es que no todas las Comunidades Autóno­mas hacen el mismo esfuerzo finan­ciero para sufragar su sanidad, con problemas de equidad a la hora del reparto de recursos por parte del estado a las distintas Comunidades. Parece además que las diferentes CCAA no se ponen de acuerdo en los Criterios de Ajuste Presupuestario.

Estas diferencias suelen venir por el hecho de contar en la Administración únicamente con presupuestos históricos, pero las cápitas entre CCAA van entre los 1.100 euros y los 1.700 euros. Esto supone que las Comunidades con menor presupuesto per cápita son las que más destinan a financiar su sanidad (entre el 21 y e 41 % con una media del 36 % para el período 2007-2010).

Los financiadores (Gobiernos) han perdido una oportunidad histórica en el desarrollo de las Tecnologías de la Información y Comunicación. Es obligada la existencia de una clara interconexión entre los Sistemas, de modo que con una única tarjeta de Asegurado los datos estén disponibles en cualquier localización geográfica.